¿Qué son las válvulas cardíacas?

En un corazón sano, la sangre fluye solo en una dirección. Las válvulas cierran partes del corazón, lo que evita que la sangre fluya hacia atrás.


  1. El proceso empieza cuando la sangre sin oxígeno (de los brazos, piernas, cuerpo y cabeza) ingresa a la aurícula derecha. Esta es la cámara superior del lado derecho del corazón y es la cámara de almacenamiento.
  2. Entonces, la sangre fluye a través de la válvula tricúspide hacia el ventrículo derecho, que es la cámara de bombeo inferior derecha.
  3. El ventrículo bombea esta sangre a través de la válvula pulmonar hacia la arteria pulmonar, en donde entra a los pulmones para su oxigenación.
  4. La sangre rica en oxígeno vuelve a entrar al corazón a través de la aurícula izquierda, que es la cámara superior izquierda.
  5. Luego fluye a través de la válvula mitral hacia el ventrículo izquierdo, o la cámara de bombeo izquierda.
  6. Finalmente, pasa a través de la válvula aórtica y luego a través de la aorta hacia el resto del cuerpo.

Las 4 válvulas cardíacas

El corazón tiene cuatro válvulas que mantienen el flujo de sangre en la dirección correcta.


Las válvulas que controlan el flujo de la sangre por el corazón son cuatro:

La válvula mitral permite que la sangre rica en oxígeno proveniente de los pulmones pase de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo.

La válvula tricúspide controla el flujo sanguíneo entre la aurícula y el ventrículo derecho.

La válvula pulmonar controla el flujo sanguíneo del ventrículo derecho a las arterias pulmonares, las cuales transportan la sangre a los pulmones para oxigenarla.

La válvula aórtica permite que la sangre rica en oxígeno pase del ventrículo izquierdo a la aorta, la arteria más grande del cuerpo, la cual transporta la sangre al resto del organismo.

Función de las válvulas cardíacas

Las válvulas se abren y cierran cada vez que el corazón late. Esto asegura que el cuerpo siempre tenga suficiente suministro de sangre y que esta circule como debe. Cuando una válvula cardíaca se abre completamente y de forma uniforme, la sangre fluye a través de la válvula de una manera fluida y uniforme.

Enfermedades y afecciones relacionadas

Los problemas de la válvula cardíaca caen en dos categorías:


REGURGITACIÓN

Cuando la válvula no se cierra por completo, la sangre regurgita hacia atrás. Esto puede suceder cuando las cámaras cardíacas se agrandan. También puede ocurrir cuando las dos valvas de la válvula no cierran por completo, como con un prolapso de la válvula mitral.

Cuando el problema es con la válvula, los médicos lo llaman valvular primario. Cuando el problema ocurre en las cámaras del corazón, como los ventrículos, los médicos lo llaman valvular secundario.

ESTENOSIS

La estenosis ocurre cuando el tejido de la válvula se engrosa, limitando el flujo de sangre. Esto ocurre con frecuencia cuando el calcio y otros depósitos se acumulan en las valvas de la válvula.

El corazón se engrosa con el tiempo, pero el suministro de sangre no es suficiente para mantenerlo. Esto puede causar una enfermedad grave y hasta la muerte.

Los problemas de la válvula cardíaca no tratados pueden causar dificultad para respirar, especialmente con el esfuerzo. También son un riesgo para la insuficiencia cardíaca, el accidente cerebrovascular y la muerte súbita.

Una persona puede nacer con un problema valvular. Los problemas valvulares también pueden desarrollarse debido a la edad o por daños de las enfermedades crónicas, como diabetes u otras, como la enfermedad carcinoide.

Algunas opciones de estilo de vida no saludables, como fumar, también pueden aumentar el riesgo de problemas cardíacos, incluyendo problemas valvulares.

Los síntomas de un problema de válvula cardíaca son similares a los síntomas de otras enfermedades cardíacas e incluyen:

  • Mareos o debilidad
  • Dificultad para respirar
  • Palpitaciones cardíacas, que suceden cuando el corazón omite un latido dolor en el pecho
  • Hinchazón inexplicable en el cuerpo

Tratamiento

En caso de una válvula que no se cierra por completo, un médico puede recomendar cirugía o reparar las valvas de las válvulas. Los médicos prefieren la cirugía para la regurgitación de la válvula mitral o válvula tricúspide.

Cuando la cirugía no repara la válvula, un cirujano puede realizar un procedimiento de reemplazo de válvula cardíaca. Una válvula artificial funciona de la misma manera que una válvula natural.

La cirugía puede ser complicada, pero algunas veces, el cirujano puede realizarla con un procedimiento mínimamente invasivo.

También es posible que la persona necesite tratar cualquier afección subyacente.Esto podría incluir tomar medicamentos para la diabetes o cambiar el medicamento que toma para algunas afecciones, como el lupus.

Hacer cambios en el estilo de vida puede reducir el riesgo de daño valvular adicional y otros problemas de salud cardíaca. Habla con un médico sobre dejar de fumar, hacer más ejercicio o realizar cambios en la dieta.